Este sábado vence el plazo para la presentación de listas para las PASO municipales de San Martín y en los distintos frentes y partidos hay negociaciones de último momento, detrás de una candidatura a intendente o del respaldo para alguno de los candidatos.

Cada uno de los partidos tiene su propia historia y si bien algunos de ellos han resuelto no ir a internas, como es el caso del Partido Federal, otros igual de debilitados como ocurre con el Partido Demócrata se encaminan a una interna desgastante de tiempo y recursos.

Pero para empezar a desentrañar el enorme acertijo que implican las PASO en San Martín, hay que arrancar por el oficialismo, donde el intendente Jorge Gimenez ha quedado habilitado —al menos por el momento y hasta que la Corte resuelva el tema de fondo— a ir por un nuevo mandato, que sería el quinto al frente de la comuna.

Ese panorama, en el que el intendente peronista que ocupa la comuna desde fines de 2003 pretende un nuevo periodo ha encolumnado detrás suyo a la mayoría del partido local, salvo por dos excepciones, las del ex director de Deportes Cristian Etem y la de Paula Repetto, una docente kirchnerista referente de Unidad Ciudadana.

En ambos casos, las dos figuras han señalado su intención de competir en la interna contra Gimenez: Etem ha formado el espacio “La patria nos llama” y aunque confiesa su respeto por Jorge Gimenez, con la misma convicción señala su idea de que “hay que distribuir los ingresos de otra manera, hay que pensar más en los distritos y en la gente”; por otro lado, Repetto, que ha sido presentada como precandidata por Unidad Ciudadana, pone alguna duda respecto a su presentación final: “Ahora soy precandidata a intendente pero dentro del peronismo no está todo dicho y de acá al sábado, cualquier cosa puede ocurrir”.

En cualquier caso y si Gimenez finalmente compite por una nueva reelección, ni Etem ni Repetto serán rivales para el cuatro veces intendente de San Martín, quien centrará su atención en la elección general, donde seguramente deberá medirse con el radical Raúl Rufeil.

Y a propósito, el concejal y médico radical, Raúl Rufeil, es el hombre favorito de Alfredo Cornejo para pelear la intendencia. Así lo ha hecho saber el gobernador pero de todos modos, Cambia Mendoza tendrá interna en San Martín, ya que Luis Belleville, presidente del PRO local ha señalado su intención de competir por el puesto. “San Martín necesita de orden, yo creo que esa es la palabra que resume el escenario, un orden en los números, en las finanzas y en las prioridades, donde los distritos hoy están muy olvidados”, ha señalado Rufeil, que no teme ir a una interna con el PRO: “Es saludable para este frente que haya pensamientos distintos y que podamos debatir y que la gente elija”.

El Partido Demócrata, que irá por fuera de Cambia Mendoza y que en principio parecía que no tendría problemas en definir a un candidato, ahora está a las puertas de una interna, luego de que dos de sus principales figuras locales no han logrado ponerse de acuerdo.

Efectivamente, el presidente del PD Armando Magistretti y el ex legislador Rómulo Leonardi quieren ser candidato a intendente y ninguno de los dos ha dado hasta ahora, señas de bajarse, pese a que durante los últimos días hubo diversas reuniones y hasta un principio de acuerdo. Así, el PD diezmado en San Martín durante los últimos años se encamina a una interna que sumará nuevo desgaste al partido.

Por otro lado, el concejal y pastor Horacio Rodríguez, que llegó a la banca municipal a través del Movimiento de Acción Social Federal (MAsFe) pero que en las próximas elecciones municipales será candidato a intendente por el Partido Federal: “Ya presentamos toda la documentación y los avales necesarios”, confirmó el concejal, un personaje con mucha llegada en la comunidad evangelista, de la que nutre su popularidad en el este.

Comentarios

comentarios