En un intento de limitar el robo de los celulares prepagos, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentaron el plan para registrar las líneas de estos teléfonos móviles.

“A partir de ahora los teléfonos serán nominativizados, no se podrán volver a conectar y quedarán bloqueados. La decisión estratégica es que los teléfonos estarán a nombre de las personas. En todo el país hay que llamar al *234#. El objetivo concreto es bajar el número de celulares que se roban”, indicó la ministra.

Los usuarios de líneas prepagas tendrán plazo hasta el próximo miércoles 31 de octubre para asociar su número de teléfono celular con su equipo y, si no lo hacen, las líneas serán bloqueadas.

Para registrar una línea, el usuario debe llamar desde su teléfono celular al (*234#), o *228 si es de Nextel.

En la conferencia, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró: “Una vez más trabajamos en equipo en la lucha contra el delito. El robo de celular es uno de los delitos más comunes en la Ciudad, muchas veces asociados a motochorros. Con esta medida damos un paso muy importante porque los celulares robados no van a valer nada”.

Por su parte, la titular de ENACOM, Silvana Giudici, manifestó que se viene trabajando “hace dos años para combatir el robo de celulares. Desde que pusimos en marcha el call center para denunciar los celulares robados al *910, y ahora con este medida de nominativizar el parque de celulares prepagos, hemos bajado el 20% de robo de celulares. Esto también hace que el sistema de telecomunicación funcione mejor”.

La funcionaria recordó que del total de 60 millones de teléfonos móviles que hay en Argentina, unos 35 millones corresponden a la modalidad de prepagos.

Comentarios

comentarios