La Legislatura provincial resolvió declarar de interés el proyecto del diputado nacional por Mendoza, Luis Borsani, que posibilita que los obreros y contratistas de viñas y frutales de todo el país puedan jubilarse anticipadamente. Esto sucedió por una iniciativa del diputado provincial, Ricardo Mansur, que ayer miércoles se aprobó por unanimidad. Se trata de un sector de trabajadores que tendrán, una vez vigente la normativa, el derecho a jubilarse a los 57 años, en tanto acrediten 25 años de servicios con aportes.

“Es muy importante que se les de igual tratamiento en cuanto a beneficios jubilatorios a nuestros contratistas de viñas y frutales y trabajadores de viñas, al que actualmente gozan los trabajadores agrarios en general, ya que poseen las mismas condiciones laborales que tuvo en cuenta la Ley 26.727 para otorgarles dicho beneficio”, comenzó explicando el diputado Mansur.

Asimismo, el legislador provincial de la UCR indicó que el proyecto de su par a nivel nacional Borsani ha logrado ya un dictamen favorable de la Comisión de Legislación del Trabajo y ahora ha pasado a la de Previsión y Seguridad Social. “Esto es un anhelo de todos los legisladores provinciales y nacionales. En 2010, cuando era legislador nacional, ingresamos junto a Sergio Pinto y Mariana Juri una iniciativa para establecer un ‘Régimen Previsional Diferencial para los Trabajadores Agrarios’, a los fines de que los mismos pudieran acceder a una jubilación cuando alcanzaran los 55 años de edad y acreditando 25 años de servicio con su respectivo aporte”, recordó Mansur.

Por su parte, Borsani destacó: “Es una necesidad que están teniendo especialmente los trabajadores agrarios vinculados a la viña, a los frutales y a los olivos. Hay una discriminación en el Régimen de Trabajo Agrario que a ellos no los está incluyendo. Es por eso que de sancionarse este proyecto de ley estaríamos subsanando una grave discriminación que afecta a la economía regional de la vitivinicultura, de la fruticultura y de la olivicultura. De modo tal, que estamos incorporando a 30 mil empleados y obreros de viñas, frutales y olivos en el país más aproximadamente unos 6 mil contratistas de viñas que están debidamente registrados, que pagan sus aportes y que van a ser beneficiados con su inclusión en el régimen de jubilación anticipada, como todos los trabajadores rurales, a los 57 años”.

Para cerrar, el diputado Mansur remarcó: “Es una tarea que genera un gran deterioro físico. Un trabajo muy desgastante. Por eso creo que esta Cámara debería declarar de interés legislativo el proyecto de Borsani para que se les comunique a las autoridades y a todos los legisladores de la Cámara de Diputados de la Nación y se haga justicia con aquellos trabajadores que tienen ese desgaste y merecen una jubilación especial y anticipada”.

Comentarios

comentarios