El presidente Mauricio Macri recibió en la Casa Rosada a los directivos de la bodega Trivento, una de las principales exportadoras del sector vitivinícola, radicada en la provincia de Mendoza, quienes le presentaron su plan de inversiones de 11 millones de dólares para los próximos dos años.

Durante una audiencia de la que participaron los ministros de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, y de Producción, Francisco Cabrera, y el presidente del holding chileno Viña Concha y Toro, Alfonso Larrain Santa María.

Por su parte, Etchevehere, remarcó la importancia de nuevas inversiones en el sector bodeguero. “Son inversiones que reflejan la confianza en la Argentina, de largo plazo, y de generación de nuevos empleos. El sector vitivinícola tiene una fuerte identificación con nuestra cultura, y viene dando fuerte señales de crecimiento y competitividad”.

El presidente del “holding” Concha y Toro, Alfonso Larrain Santa María, y el gerente general de Bodega Trivento, Santiago Ribisich, le detallaron a Macri la inversión para los próximos dos años, que dará lugar a la creación de

86 puestos de trabajo directos e indirectos y busca mejorar su matriz productiva mediante instalación de equipamiento nuevo, reformas de infraestructura y optimización de recursos.

El proyecto incluye la plantación de 236 hectáreas de viñedos propios preparados para cosecha mecánica y riego por goteo, con sistema de conducción en espaldero, además del bombeo, ya que los terrenos cuentan con agua subterránea. Se espera tener la primera cosecha en tres años y llegar a plena producción en cinco años. Las zonas de Mendoza seleccionadas para llevar a cabo las plantaciones son Agrelo, en Luján de Cuyo, y Junín.

Comentarios

comentarios