Pese a la mala recepción del HomePod, Apple tiene planes para seguir invirtiendo en su estrategia de dispositivos de sonido. En 2019, según información de Bloomberg, lanzarán unos nuevos AirPods, unos auriculares de diadema y un nuevo HomePod.

Los AirPods son unos auriculares Bluetooth especialmente diseñados para el iPhone y otros dispositivos de Apple, aunque también funcionan con cualquier móvil Android, y han sido un éxito para la compañía.

Por ello, van a fabricar una nueva versión con cancelación de sonido y resistencia al agua que se escuchan mejor. Según esta descripción, también serían algo más caros.

Del mismo modo, Apple trabaja en una funda que se carga de manera inalámbrica para los AirPods, algo que ya se había dejado ver con el anuncio de la base de carga AirPower.

También estudian incluir sensores para medir pulsaciones en los auriculares, pero esto no parece tan claro como el resto de detalles. Junto con estos AirPods de gama alta, Apple anunciaría unos auriculares de diadema por encima de ellos en prestaciones y rango de precio.

La empresa compró Beats en 2014, un popular fabricante de auriculares de este tipo, por lo que la noticia no tomará a nadie desprevenido. La compañía ya vende estos auriculares en su tienda, pero la diferencia con estos nuevos cascos es que no llevarían logos de Beats, sino de la propia Apple; y rondarían el precio de algunos competidores, como la marca Bose.

Pese a que no se han confirmado características, si se plantean competir con esta marca, la cancelación de sonido y la batería de larga duración casi parecen asegurados.

Sobre el tercer dispositivo centrado en sonido, el nuevo HomePod, la información es incluso más escasa más allá de que el proceso de fabricación sufrirá cambios y que puede que los monte otra compañía.

Apple siempre ha estado ligada al negocio de la música a través del iPod, que durante una década fue uno de los principales reproductores portátiles de música del mundo; y también de iTunes, su plataforma de venta de música y, posteriormente, de video y aplicaciones.

Recientemente, sus esfuerzos se han concentrado en la creación de nuevo hardware, como los ya citados AirPods y HomePod, pero también en Apple Music, un servicio de sucripción y streaming de música la estilo de Spotify.

La diversificación del negocio de Apple en otros campos, que van desde la producción de programas de televisión hasta la fabricación de estos auriculares, se debe en parte a la ralentización en la venta de iPhone.

Pese a ser uno de los móviles más rentables y populares del mercado, su crecimiento en mercados fuera de EEUU y Europa no es tan rápido como para asegurar que siga siendo un pilar de la compañía durante la próxima década.

Comentarios

comentarios