Junín tiene nueva Reina de la Vendimia, se llama Antonella Curati y fue coronada durante la madrugada, por el público que asistió a la fiesta y que la eligió como su nueva soberana. La bella representante de Philipps se alzó con la corona que portó durante un año Fresia Gómez y es ahora la representante de todo el departamento: “Orgullosa y muy contenta. No sé qué más decirte salvo que voy a intentar representar a todo mi pueblo de la mejor manera”, dijo a Arriba el Este Antonella, en uno de sus primeros mensajes como Reina.

Esta vez, el virreinado de Junín fue para el distrito de Mundo Nuevo, que llegó a la fiesta representado por la bella Alexandra Velázquez, aunque previamente tuvo que desempatar con María Carla Ferlaza, la chica de Ciudad con la que había empatado en 18 votos y fueron el resto de las candidatas las que votaron en ese momento: “Todo muy lindo, no se puede explicar lo que es esta fiesta vivida desde el escenario”, dijo la hermosa virreina, mientras que Ferlaza terminó coronada como Reina del Encuentro de las Naciones.

En Junín, la fiesta de la Vendimia se postergó por 24 horas, ya que inicialmente iba a desarrollarse en la noche del viernes, pero la amenaza de una fuerte tormenta hizo que las autoridades municipales cancelaran el evento y lo reprogramaran para la noche del sábado.

Y así fue que, como ocurre desde hace casi una década, la Vendimia de Junín se realizó en el predio del parque municipal Dueño del Sol, lugar al que arribaron cerca de 40.000 personas, para participar de la fiesta y del espectáculo, “Mi Pueblo en Vendimia”, una exquisita producción dirigida por Pedro Marabini, que no ahorró elogios entre el público. Y es que la propuesta de música en vivo, a cargo de casi 30 músicos y 15 cantores, más la presencia sobre el escenario de 700 artistas, cautivaron a la gente.

“Está todo muy lindo, pero la verdad es que yo no vengo tanto por la fiesta, como por pasar un rato lindo, tomar algo y ver los kioscos de artesanos”, señaló Rosa Ledesma, vecina de Philipps. Entre el público se destacaban mucho las barras que cada una de las once candidatas había llevado desde su distrito y que, como ocurre cada año, se hicieron oír y ver en todo el predio.

Terminada la fiesta, cuyo argumento giró en torno al tiempo, como elemento que define el presente, llegó el momento de la elección y coronación de la Reina, para lo cual hubo un sorteo de cifras (03, 32, 87 y 40) y aquellas que coincidieron con las terminaciones de los documentos de la gente permitieron emitir el voto; además, también estuvieron habilitados para votar las reinas de mandato cumplido y diversos representantes de los medios de comunicación que cubrieron el evento.

Luego de la coronación de las soberanas llegó el momento de la actuación de Los Enanitos Verdes, que subieron a escena para recrear su clásico repertorio, que despertó muchos aplausos del público, especialmente entre los más nostálgicos.

Comentarios

comentarios