Eduardo Sancho, presidente de FeCoVita (Federación de Cooperativas Vitivinícolas de Argentina), y el ministro de Economía, Infraestructura y Energía , Martin Kerchner, firmaron un acuerdo para una nueva línea de financiamiento conjunta con el Fondo de Transformación y Crecimiento (FTyC), por 60 millones de pesos para modernización de viñedos, maquinarias y mejoras en bodegas de cooperativas y productores asociados.

El acuerdo se rubricó el sábado en el marco de un importante almuerzo para 2000 productores cooperativos asociados e invitados especiales, con la presencia de la vicegobernadora Laura Montero, donde se festeja el fin de cosecha, en la Histórica Bodega Toro Centenario, en el Departamento de San Martín, unos 40 kilómetros al este de la capital provincial.

Desde FecoViTa informaron: ”Llega el momento de agradecer y celebrar por un fin de cosecha. Todo un año de esfuerzo, de perseverancia y de trabajo que dará su fruto al convertir las uvas en vino. Los productores son los principales protagonistas de una industria pilar en la economía mendocina y que genera un producto noble, motivo de orgullo nacional: el vino argentino”.

El monto aportado será de 60 millones de pesos, es decir, tanto el Estado provincial, como FecoVita, aportarán 30 millones de pesos cada uno.

En diálogo con Ecocuyo, Eduardo Sancho dijo: “para nosotros esto es muy importante, el gobernador Alfredo Cornejo lo había anunciado en el Desayuno de la Coviar (la primera semana de marzo en la Fiesta de la Vendimia) y ahora lo estamos firmando y ya lo estamos ejecutando. Fecovita pone plata para los productores de un fondo que hemos creado para que empiecen a invertir. Nuestra parte tiene valor ‘vino’, es decir sin intereses y con la finalidad que lo podamos volver a prestar a otros productores y cooperativas, y el Gobierno (provincial) a través del Fondo de Transformación y Crecimiento está dispuesto a poner el otro 50% conforme a lo que nosotros vayamos poniendo”.

El dirigente cooperativo informó que en esta primera instancia “pondremos 30 millones de pesos nosotros, y 30 millones el Fondo, lo que suman 60 millones, pero nosotros ya tenemos destinados otros 30 millones extra por lo que el Gobierno nos informó que en la medida que ese aporte inicial sea insuficiente, estarían dispuestos a agregar un mayor porcentaje”.

“Esto es importante porque el productor lo va a gestionar a través de la cooperativa, entonces no hay prenda, no hay hipoteca, tiene garantía de Vino, por lo que tiene una gran ventaja para el productor porque disminuye los gastos, y el plazo de financiación llega hasta 10 años”, sostuvo el titular de Fecovita.

En relación a las nuevas inversiones del mayor grupo vitivinícola de Latinoamérica, Sancho informó: “Acá estamos en Bodega Toro, una nueva adquisición de Fecovita, donde ya estamos construyendo desde hace un mes una planta modelo, tenemos casi 100 millones de litros de capacidad lo que nos permite ir concentrando todo el vino acá y directamente pasar al fraccionamiento, lo que nos mejora la calidad y nos disminuye los costos, y la inversión total será de unos 50 millones de dólares, y la estaríamos inaugurando entre fin de este año y principios de 2018”.

Por su parte, el ministro de Economía, Infrastructura y Energía, Martín Kerchner, le dijo a Ecocuyo: “Hemos firmado un acuerdo entre el Fondo de Transformación y Fecovita en donde hacemos una línea de financiamiento de carácter blanda, a una tasa muy baja, de solo el 3%, de 60 millones de pesos, y le hicimos el convite que si ellos ponían 30 millones nosotros poníamos otros 30, y con ello los productores van a poder acceder a la tecnificación de la finca, malla antigranizo, herramientas para labores de cosecha, de poda y de la viña en general”.

“Esto tendrá las garantías que va a poner la misma cooperativa, entonces aquellos que tienen pocas posibilidades de acceder a créditos porque no tienen garantías, lo van pagando con el vino. Así que es la forma para ir mejorando para evitar estos sube y baja, con estas ‘montañas rusas’ que tenemos en la vitivinicultura donde nos agarra un año como este y perdemos la mitad de la cosecha, y si nos agarran dos años seguidos así el productor queda en la lona”, apuntó el ministro.

“Con esto mostramos que estamos atrás del productor. No somos los que le vamos a indicar el camino, pero podemos guiarlo con información, pero la decisión y el GPS la tiene el productor. Pero lo que debemos hacer es a aquellos que vemos que les va reiteradamente mal, darles una salida, como es el caso del Plan de Reconversión Vitivinícola que hemos lanzado y por el cual esperamos reconvertir mil hectáreas en la Zona Este que hoy están produciendo vinos que no están demandados en el consumo por vinos que sí requiere el mercado”, aseguró Kerchner.

Y en ese sentido, el funcionario agregó que “para esto tenemos un plan a largo plazo, con financiamiento nacional y provincial, con tasas y garantías muy bajas para que ese productor pueda tecnificar su finca, injertarla e ir modificando su producción para ir reconvirtiendo las 10 mil hectáreas que Mendoza necesita reconvertir, por lo que esperamos este año en una primera etapa llegar a las primeras mil, pero es el camino que va a terminar haciendo de la producción vitivinícola algo mucho más sustentable en el tiempo”.

Comentarios

comentarios