Al menos nueve personas han muerto en las últimas horas como consecuencia de las inundaciones y el desbordamiento de torrentes, provocados por las fuertes lluvias, en la isla española de Mallorca, informaron fuentes de los servicios de emergencia.

Las lluvias torrenciales afectaron especialmente al este de la isla y, sobre todo, a la localidad de Sant Llorenç des Cardassar, donde fallecieron cuatro de las víctimas al desbordarse un torrente.

Medios locales afirmaron que además de los fallecidos, se busca al menos a cinco personas que fueron vistas en situaciones de peligro, aunque el número de vecinos de los que no se tiene noticias podría ser mayor.

A los fallecidos y desaparecidos hay que añadir varios heridos, aunque no hay un número confirmado por los Servicios de Emergencia. A primera hora de hoy llegó a Mallorca la Unidad Militar de Emergencias (UME) con un centenar de efectivos, además de vehículos y perros de rastreo para sumarse a la búsqueda de víctimas y auxilio a los afectados.

Estos efectivos se unen a la Guardia Civil, bomberos, policías locales y miembros de Protección Civil trabajan desde la noche del martes en la zona afectada por los desbordamientos.

En torno a un centenar de personas pasaron la noche en el polideportivo de la cercana ciudad de Manacor, habilitado junto a otros espacios públicos para acoger a quienes no pueden llegar a sus casas o han tenido que abandonarlas a causa de las inundaciones o daños sufridos por los desbordamientos.

Según el Gobierno regional de Mallorca, nueve carreteras de la zona permanecen cerradas a causa de los desbordamientos de torrentes y las inundaciones.

Comentarios

comentarios