Argentina tenía uno de los partidos más difíciles del hexagonal final del Sudamericano Sub 20 en Chile ante Venezuela, una de las selecciones de mayor crecimiento en los últimos años y la parada era brava, ya que la vinotinto venía de vencer a Brasil y había hecho una perfecta primera fase. Sin embargo, apareció Adolfo Gaich, delantero de San Lorenzo, para encaminar la goleada (3-0) con un triplete que ilusiona.

Nacido un 26 de febrero hace 19 años en Bengolea, Córdoba, Gaich fue clave en el segundo tiempo para darle la victoria al equipo dirigido por el Bocha Fernando Batista, que está como escolta de Uruguay (próximo rival el jueves).

El delantero, de imponente físico (1.90 metros), se destapó en este campeonato y marcó sus primeros tantos. Alternando titularidad con el otro “tanque” del equipo, Maximiliano Romero, el goleador de las inferiores del Ciclón, marcó a los 13 minutos del complemento con un remate cruzado, amplió a los 19 de cabeza y liquidó a los 38 con un pique al vació y definición entrando al área.

“Con esta camiseta nunca había hecho tres goles y por eso estoy muy contento. En inferiores (con San Lorenzo) sí hice tres goles ante Estudiantes. Antes del partido recordábamos ese momento con un compañero”, reconoció Gaich en ESPN, también apodado como el “Genocida del gol”.

¿Destino europeo? Como todo futbolista, Gaich sabe que un buen torneo puede ser el trampolín hacia las mejores ligas del mundo. EL joven cordobés ya participó del torneo juvenil de L’Alcúdia, en España, bajo la conducción de Lionel Scaloni, DT de la Selección mayor. Allí marcó tres de los nueve goles del equipo.

Si bien su cabeza está puesta en San Lorenzo, club del cual es hincha y llegó en 2015, Gaich sueña con parecerse al goleador polaco del Bayern Munich: Robert Lewandoski. “De físico somos un poco parecidos, pero no más que eso. También tengo una remera con su nombre. Ojalá algún día me parezca un poco a ese goleador”, le dijo a Perfil en agosto de 2018.

Rumbo al título. El próximo jueves (17.30 horas), la Argentina (6 puntos) se enfrentará a Uruguay (puntero con 7) en Rancagua y cerrará su participación ante Brasil, el domingo 10 de enero (19.45).

Con dos triunfos, el equipo de Batista se consagrará campeón sudamericano y, por supuesto, clasificará a los Juegos Panamericanos de Lima (26 de julio al 11 de agosto) y el Mundial de Polonia (23 de mayo al 15 de junio).

Comentarios

comentarios